Capilla CICASA

La fábrica de medidores de Agua CICSA, localizada en la denominada zona Industrial Vallejo de la Ciudad de México, destinó un local de 11 metros cuadrados dentro de sus oficinas para instalar una capilla para albergar al Santísimo. La incitativa surge de la voluntad de nuestro cliente por ofrecer un espacio de introspección para los trabajadores de la fábrica promoviendo la fe católica en el ámbito laboral. Aunque se trata de un espacio muy pequeño en relación a la plana industrial en el que se localiza, la jerarquía eclesiástica corresponde a una parroquia en donde se podrían administrar los sacramentos, inclusive. El objetivo consistió en lograr, de un cuarto mínimo y prácticamente sin cualidades espaciales, un lugar de recogimiento y devoción.

Conceptos como esencialidad y decoro integran el punto de partida para solucionar un programa integrado por un sagrario, una imagen de la Virgen de Guadalupe, una banca y un guardado para el ajuar litúrgico. La composición ortogonal que esconde parcialmente al oratorio detrás de una mampara, implementa una paleta de materiales de la mayor esencialidad y el menor mantenimiento posibles; madera de pino, aplanado de cemento –arena, yeso y alfombra de uso rudo. Dos muros de madera a base de tablones de 15x5 cms que se desdoblan al plafón forman una celosía que dibuja en el plano horizontal una cruz, acaso perceptible para profesionales de la Fe. La iluminación refuerza sustancialmente la atmósfera espiritual del recinto.

Equipo:

Jorge Vázquez del Mercado

José Luis Montes García